Recordando palabras de Ana Botella

Hoy me acuerdo de estas palabras de Ana Botella que plasmé en este artículo de diciembre de 2009

QUITANDO MÁSCARAS

No acostumbro a entrar en confrontaciones políticas utilizando las tecnologías de la información, pero últimamente ante ciertas posiciones y con el resultado de algunos acontecimientos, no puedo quedarme de brazos cruzados viendo pasar por delante de mí respuestas sin lógica, y permitir además, que algunas cuestiones se queden en el tintero y aceptar aquello de “aquí no ha pasado nada”.

A veces creo que una nube de contaminación madrileña (muy típica con demasiada frecuencia) impide ver en algunos casos la realidad, y hace que se determinen ciertas posturas políticas que parecen sacadas de un libro de ciencia ficción. Pero lo triste es, que en la mayoría de los casos, los hechos no se producen por un episodio transitorio, sino más grave aún, son una constante.

Puede que en el último mes (y me gustaría creerlo), esta “falta de lógica colectiva” se desatara a raíz de las declaraciones de Ana Botella en la Comisión de Medio Ambiente del Ayuntamiento, donde se pronunció sin reparo, hablando de contaminación, de la siguiente manera (y cito textualmente): “...la esperanza de vida en la ciudad de Madrid es la más alta del mundo después de Japón, o sea, que digo yo que por muy malo… ¿y sabe cual es la esperanza media de vida en África? Cuarenta y nueve ¿O en la Selva de Iquitos en Perú? Cuarenta y ocho. Con lo cual, quiere decir que realmente la calidad del aire en la ciudad de Madrid será mala, pero no tan mala, porque si no, si todos muriéramos como chinches con la calidad del aire, pues entonces, realmente no tendríamos la esperanza media de vida más alta del mundo, después de Japón. O sea, que no será tan mala la calidad del aire en la ciudad de Madrid”.

A este episodio le unimos la votación en contra de iniciativas del Grupo Socialista. Concretamente el “no” que el otro día el Partido Popular emitió en el Pleno votando en contra de promover campañas de prevención del VIH-SIDA especialmente para jóvenes, o en contra de poner en marcha las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, para establecer Centros Jóvenes de Salud, e incluso en contra de su propio programa electoral que proponía implantar el Centro Madrid Salud Universitario.

Por si esta votación no hubiese sido suficiente, en la Junta de Distrito de Barajas el Partido Popular, remató la falta de lógica, votando en contra de poner en marcha medidas contra la violencia de género y fomento de la igualdad en el Distrito, el cual, no destina ni un solo euro a presupuesto de igualdad desde esta Junta.

Su respuesta a modo de muletilla, en ambos casos fue un “ya se hacen cosas”, y no hay nada mejor que un baño de realidad para darnos cuenta que en esa frase manoseada caben más propuestas, cabe más trabajo, más voluntad política y más ganas. Porque ni la Violencia de Género, ni la prevención contra el VIH-SIDA, ni la Contaminación, son temas que puedan “despacharse” como si nada más pudiera hacerse.

No todos los políticos son iguales, por lo que no dudo de la voluntad de muchas personas independientemente del partido en que militen, pero hay hechos que muestran verdades y actos que quitan máscaras, por eso no puedo decir “aquí no ha pasado nada”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TOP TEN