¿QUÉ SOCIEDAD TENEMOS?

Tengo la enorme fortuna de trabajar en un lugar donde se valora a las personas como seres humanos... Y como técnico de empleo cada día atiendo a muchos ciudadanos y ciudadanas que necesitan encontrar un trabajo que les permita salir adelante, porque no lo tienen o porque el que tienen no les da para vivir (hemos regresado a la etapa de la pobreza del asalariado, aquel lugar del que el capitalismo nunca quiso que saliéramos).

Cada comentario, cada anécdota me demuestra que esta sociedad, no solo tiene que cambiar a sus políticos (que también) a los que mandaría una temporadita a las filas del SEPE para que sepan como se siente alguien al estar allí, es la propia sociedad la que se ha vuelto loca con esta competencia deshumanizada y sin sentido.

A muchas personas se les dice abiertamente desde esos departamentos de Recursos Humanos o directamente del empleador/a, que su formación y experiencia en sus países de origen no vale para nada...¡Vaya! No sabía yo que el océano te borraba la memoria o algo así. Es decir, una cosa es que los planes de estudio o la experiencia no sean iguales, y otra cosa bien distinta es que directamente haya que humillar a dichos ciudadanos/as y menospreciar sus países de origen. Vamos, que parece mentira que nuestro país esté ahora en pleno éxodo de cerebritos y que sigamos diciendo eso.  

Así mismo, nuestro país vecino vota a la ultraderecha...Vaya vaya.. yo por lo que veo por aquí, las personas migradas vienen a trabajar, lo necesitan no solo para subsistir, que es suficiente motivo de peso, también para renovar sus papeles, ir al médico y cobrar el paro...Ahhh noooo espera!! Las personas que cuidan a nuestros mayores, cuando se quedan sin trabajo no tienen nada su paro es cero..Es decir, que vuelven a buscar trabajo desesperadamente...Por si alguien lo dudaba...

Pero a parte de estos "pequeños detalles  sin importancia" debemos sumarle la falta de tacto, de respeto y de "todo" de muchas personas que "de verdad" deberían verse en alguna situación límite alguna vez, porque no nos engañemos, salvo las fortunas familiares y multimillonarias que pueden tener sus espaldas más cubiertas, si algo se ha visto con esta crisis es que lo que éramos, podemos dejar de ser lo en cualquier momento, y que las circunstancias de la vida pueden hacer que cualquiera esté en riesgo de exclusión. No hay más que sumar algunos factores como desempleo, hipotecas, recibos, y si a todo esto lo aderezamos con divorcio o situación familiar complicada, tenemos el coctel perfecto. Por lo que, ¿de verdad se puede rechazar a alguien diciendo que con 40 años se es mayor? o ¿ que con una licenciatura solo no es suficiente?
A ver a ver...de verdad, invéntense la excusa que quieran, con decir no encaja en el perfil o ya tenemos a alguien sería suficiente, pero no machaquen más al personal, que bastante dura es la tarea de la búsqueda de empleo, para que  te suelten una burrada incoherente y sin sentido, pero que te amarga aun más  la situación propia.

Las personas que trabajan no lo tienen mucho mejor, y no digamos los autónomos y pequeñas empresas. Lo de los sueldos escasos ya lo hemos mencionado, pero ¿y la competencia desleal? ¿las bajadas de precios imposibles? Si, a ver, todos necesitamos que "todo" baje, pero a ¿qué precio? Al precio de que se siga despidiendo gente porque es imposible mantener plantilla, al precio de que cierren empresas de muchos años porque no pueden pagar impuestos, alquileres, seguridad social y sueldos porque trabajan con precios de hace 20 años pero con gastos actuales y no recaudan lo suficiente y están sin liquidez, gracias cómo no a la colaboración de los bancos que sí son rescatados pero que no son capaces de rescatar nada.

En fín, que o se corta esta espiral, o no vamos a salir jamás de la crisis. Económicamente estamos peor y socialmente también. Y eso...viendo los resultados de las elecciones europeas...Donde allí "arriba" van a seguir haciendo lo mismo porque está visto que es muy rentable para unos pocos.

Solo nos quedará llegar a "nuestras casas"  (quién nos mandaría intentar cumplir con la Constitución y tener una vivienda digna, eso es estar por encima de nuestras posibilidades). LLegaremos de noche,a llorar a nuestras almohadas, suplicando a no se qué, que se termine nuestra pesadilla, porque entre otras cosas nuestro cansancio y desánimo ni nos permitirá participar en política ni en ningún sindicato, ¿para qué? ya no creemos en nada, entre los méritos propios (de dichos agentes sociales) y el empeño de otros, solo nos queda subsistir y sobrevivir, con la esperanza de que el plato de comida que te pasa el vecino de al lado no sea una rutina para siempre, sino un ejemplo que nos de motivos para creer aun en la buena gente que no nos deja caer ante las locuras e injusticias de esta sociedad.


Comentarios

Entradas populares de este blog

LUCHANDO CADA DÍA, SOÑANDO...

LA MÚSICA DE TU INFANCIA

Ser quien era...ser quien soy...