SER AFORTUNADO

Esta tarde me ha llamado  Rufino Martínez, amigo luchador y ejemplar, que ha liderado durante mucho tiempo la Asociación de Vecinos del Barrio del Aeropuerto.

Su voz, su ánimo, siempre es un lujo compartir unas palabras con alguien así y me siento tremendamente feliz porque forme parte de mi vida.

Su llamada era  para felicitarme las fiestas, y otra vez me doy cuenta de lo afortunada que soy gracias a la gente que me rodea.


Recuerdo muy habitualmente el tiempo en el que Barajas se convirtió en mi hogar. Todas las personas que allí conocí han marcado en mí una huella muy especial. Fue una etapa preciosa de mi vida, que me hace sentir que no todo está perdido y que cada granito de arena puede hacer muchas cosas.

Además el cariño personal, el respeto, la ilusión, el trabajo, sí valen. A todos mis vecinos de Barajas, a todas esas personas que conocí y que además con cariño sincero se acuerdan de mí, me felicitan, comentan en facebook mis notas...

A todas ellas, les debo el hecho de sentirme afortunada por haber trabajado durante 3 años como Concejala. A veces, cuando todo puede parecer que está mal, estas pequeñas grandes cosas te reconcilian, en este caso con lo que uno mismo ha hecho, es decir con la política, que un día durante mucho tiempo fue parte intensa de mi vida.















Estas personas son regalos que están ahí siempre, personas generosas y cariñosas que nos rodean y nos acompañan.

No es el único trabajo afortunado que he tenido. Mi vida, ha sido siempre un cúmulo de buena suerte en este aspecto. Creo que para lo joven que soy (cada vez menos) he tenido la oportunidad de hacer cosas increíbles y únicas. Por que la educación, la música, la política, y el dedicar el tiempo de trabajo y de arte a los demás, es un auténtico privilegio.


He tenido mis malos momentos, claro. Muy duros, durísimos. Donde todo parecía imposible. Pero desde hace meses tengo la suerte de trabajar en un lugar donde la entrega a los demás es el primer objetivo, y eso es algo que marca la felicidad de cada día.

En este momento donde tanta gente se encuentra con dificultades, con miseria, con tristeza, con tantos problemas que este mundo injusto es incapaz de atajar, me siento aun más afortunada. Y no lo digo con ánimo de ofender, ni mucho menos, sino como una llamada de atención a mí misma, para ser consciente, de que a pesar de las dificultades, tengo una gran fortuna.

Así que, sin extenderme más, y entrar a mencionar lo bien que me siento, lo maravillosa que es la gente que me rodea, (que lo es). Voy a mandar mi particular felicitación navideña a la gente que ahora en este momento no se siente precisamente afortunada. A todas esas personas que quieren que su vida vaya mejor y que lo intentan cada día. No se que les deparará el futuro, pero les deseo todo lo mejor y sobre todo que las fuerzas estén de su lado, para que en cada momento encuentren la suficiente entereza para afrontar sus dificultades.





Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Querida Concejala.
Gracias por tu cariñoso recuerdo.
Nosotros sí que te echamos de menos¡¡¡
Carmen

Almudena ha dicho que…
Muchas gracias Carmen...Mi segunda casa siempre será Barajas...

Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

TOP TEN