1 de diciembre, 20 años del DÍA MUNDIAL DEL SIDA



Estas son fotos del reparto realizado por Juventudes Socialistas en el Día Mundial del Sida.


A continuación el Puntos de Vista del PSOE
1 de diciembre de 2008



MANIFIESTO DEL PSOE EN EL DÍA MUNDIAL DEL SIDA



Este 1 de diciembre celebramos el 20 aniversario de la primera respuesta global
ante el VIH-SIDA. Bajo el lema “Actúa. Detén el Sida. Unidos podemos”, las redes globales de VIH-SIDA hacen un llamamiento al liderazgo ante los retos y
desafíos del VIH-SIDA. El Partido Socialista se suma a este llamamiento.



Liderazgo significa invertir a largo plazo en una respuesta al VIH-SIDA,
aumentando el acceso a los medicamentos, los cuidados y los métodos de
prevención que se han mostrado eficaces y combatiendo el estigma y la
discriminación que aún hoy sufren las personas seropositivas.



Liderazgo también significa intervenir sobre la pandemia con una visión a largo
plazo y nuestra respuesta por medio de la investigación y la innovación. No hacerlo supondría que los costes de abordar la epidemia del SIDA serían insostenibles.



El liderazgo también supone que en épocas difíciles, como la actual, no nos
apartamos de nuestros compromisos. El Partido Socialista tiene la firme
convicción de seguir apoyando a las personas en situación más vulnerable
frente al VIH.



El impacto del SIDA sigue aumentando. El SIDA sigue siendo la cuarta causa de
muerte en el mundo y la primera en el África Subsahariana. Hoy día, 33 millones de personas viven con VIH y al menos 7.500 se infectan cada día. ONUSIDA calculó en septiembre de 2007 que el coste del acceso universal a la prevención, el tratamiento y la asistencia sería de aproximadamente 54.000 millones de dólares en el año 2015.

Actualmente por cada dos personas que empiezan terapia antirretroviral, otras
cinco se infectan por el VIH. Si queremos cambiar el curso de los acontecimientos, tenemos que conseguir una mayor determinación en la prevención del VIH. Las dimensiones en España hacen que, hasta que no se disponga de una vacuna y de un tratamiento curativo, la infección por VIH siga siendo un importante problema de salud pública que requiere respuestas políticas, sanitarias y sociales.



Más de una cuarta parte de las personas infectadas aún ignora que lo está. Cada
año se producen entre 2.500 y 3.500 nuevas infecciones y unas 1.500 personas
mueren cada año por esta causa.



El sida no es sólo un problema de otros países, por lo que hacemos un
llamamiento a toda la ciudadanía a que incorpore en sus hábitos sanitarios la
realización de la prueba de detección del VIH, porque una detección precoz
posibilita un mejor tratamiento de la infección y permite que las autoridades
sanitarias conozcan el alcance real de la infección en nuestro país y establezcan
las estrategias sanitarias necesarias para su mejor prevención.



Los factores que subyacen a la epidemia de sida y que la perpetúan van más allá
de lo sanitario. El estigma y la discriminación de las personas con VIH, el rechazo y la marginación de las poblaciones más vulnerables, las desigualdades de poder entre mujeres y hombres, la discriminación de las minorías, son los elementos que trazan el camino de la epidemia, como lo son la pobreza y la exclusión social.



Todos ellos constituyen los denominados factores impulsores de la epidemia,
según ONUSIDA. En este ámbito, el PSOE promoverá un pacto social e impulsará las medidas legislativas oportunas que garanticen la no vulneración de los derechos de las personas VIH positivas en el acceso a recursos públicos de todo tipo:
educativos, sociales, sanitarios, etc.… así como en el acceso a otros bienes y
servicios.
En este sentido el PSOE hace un llamamiento a toda la ciudadanía, a las
organizaciones sociales y a las instituciones para que revisen sus actitudes
de prejuicio y rechazo hacia las personas con VIH, incluso en sus formas más
sutiles y que, con su solidaridad y respeto, contribuyan a frenar las consecuencias de la epidemia.



Mientras que el acceso al uso del preservativo, como método más eficaz para la
prevención del VIH, puede hacer más lenta la expansión del VIH y el SIDA,
nuestra mejor oportunidad para acabar con el SIDA es un enfoque de
prevención integral. En todo el mundo, hay en marcha esfuerzos para desarrollar dichas herramientas, como las vacunas y los microbicidas.



El Gobierno socialista anunció, durante la pasada Conferencia Internacional del
SIDA celebrada en México, a través del Ministro Bernat Soria, que España incluirá la cirugía reparadora de la lipodistrofia dentro de la cartera de prestaciones del Sistema Nacional de Salud, lo que coloca a nuestro país entre los países pioneros en la atención a las personas seropositivas y supone un importante impulso a las medidas para disminuir el estigma y la discriminación de las personas con el VIH.



Sin embargo, el PSOE no olvida que el objetivo tiene un mayor alcance y amplitud de miras. La meta que perseguimos es la de desterrar los prejuicios
existentes y lograr cambios amplios y duraderos en las respuestas sociales.
Solamente así se darán las condiciones necesarias para que las personas con
VIH, no solo cuenten con más años en sus vidas, sino que puedan vivir ese tiempo con mayor calidad de vida, dignidad y oportunidades.



Asimismo, España anunció que apoyaría los objetivos de la Iniciativa
Internacional por una Vacuna del SIDA con un millón y medio de euros y del
Partenariado Internacional por los Microbicidas con tres millones de euros.
Estas nuevas opciones preventivas, las vacunas y los microbicidas, pueden reducir de forma importante el número de nuevas infecciones y hacer que nuestra respuesta al VIH y el SIDA sea asequible y sostenible.

En este marco, la Ayuda Oficial al Desarrollo neta dada por España supera, en
2008, los 5.500 millones de euros. España ha sido en el último año el donante que más ha incrementado su ayuda. Entre las aportaciones más importantes, cabe destacar la que se realiza al Fondo Global de Lucha contra el SIDA, la
Tuberculosis y la Malaria para la que ya se han comprometido 600 millones de
dólares para el periodo 2008-2010



En el Día Mundial del SIDA, las mujeres y los hombres socialistas,
recordamos a quienes han fallecido a causa del SIDA, reiteramos nuestro
compromiso con las personas afectadas por el VIH y el SIDA y alentamos y
apoyamos a quienes desde las organizaciones sociales o desde sus tareas
profesionales, trabajan en el terreno y dedican sus vidas a dar una respuesta
que reduzca o elimine el impacto de esta epidemia y a garantizar una mayor
calidad, apoyo y atención a las personas seropositivas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TOP TEN

TRAIDORES

QUÉ PASA CON LA MÚSICA