¿San Isidro?

Efectivamente hoy es 19 de Mayo y no es San Isidro, pero ¿cuàntos de vosotros tenéis como fechas importantes en vuestro calendario el día 15 de Mayo? Seguramente será por otros motivos, pero no precisamente por la importancia que se le da a estas fiestas.

A mí me encanta San Fermín, tengo mucha gente querida en Pamplona y es una fiesta que me gusta seguir, al igual que otras muchas como en Valencia, Zaragoza, etc, etc. Son fiestas muy nombradas, con sus propios espacios en la tele, que duran muchos días y que parecen ser el centro de atención esos días en esa ciudad y en otras, pero ¿San Isidro? tengo la sensación de que hoy, 19 de Mayo, parece haber pasado un año y no cuatro días desde el último San Isidro.

Tengo la sensación de que la fiesta más importante de nuestra ciudad, está perdiendo "chispa", y no es que sea realmente un problema de Estado, pero quizás, sí habría que analizar algunas cosas, como, modelos de diversión y entretenimiento actuales, sentimiento de unidad entorno a un folklore, costumbres y formas de convivencia entre los ciudadanos...

Para mí, este año algunas costumbres, están siendo algo diferentes. Ya no está mi abuela, y ha pasado el día de la República y ya no podrá contarme cómo, cuando se proclamó, ella había hecho la comunión y les metieron miedo pues se rumoreaba que "quemaban a las niñas" y se quitó el vestido rapidamente. Y tampoco está mi abuela en este San Isidro, que lleva demasiados años parado en nuestras mentes, en aquellos días de punto de encuentro familiar, con mesas repletas de tortilla, pimientos, pollo empanado y huevo cocido. A decir verdad, son demasiados los San Isidros en los que nos falta mucha gente, demasiada, tanta que ya no hay nada de eso, pero lo peor es que ella, mi abuela, como tantos y tantos abuelos, padres y familiares, ya no están para contraponer, para contrastar lo que es ahora y lo que fue.

Por eso, quizás en mi melancolía, me da pena que el Alcalde, que Gallardón, ni siquiera haya ido al Pregón, me parece una falta de respeto, me parece que es olvidar la importancia de esas fiestas populares, que todo el mundo (independientemente de su condición económica) salía a disfrutar, a pasear de nuestro Madrid, duro en algunos tiempos, frío y cálido, pero bello, generoso y enriquecedor. El Madrid de la calle, del paseo, del cielo.

Comentarios

Mmmmm ha dicho que…
Estoy de acuerdo contigo en que San Isidro no es un San Fermín. A Dió doy gracias. San Isidro, como bien dices, es popular. Y como tal, lleva años colapsándose el paseo de la Ermita del Santo, las calles que llevan a Marqués de Vadillo y la Vía Carpetana por la afluencia de familias que acuden a La Pradera a merendar, ir a la feria y ver los conciertos. Sin más pretensiones. No se ven guiris, no se ve gente "elegante"...se ve al pueblo. Probablemente, el pueblo de Madrid del sur, el que menos tiene pero que más cerca mantiene cierto folclore de antaño. No me extraña que Gallardón no pise La Pradera, es allí un extraño. Si acaso, los políticos irán de mañana a hacerse un par de fotos con las paisanas vestidas de chulapas, que quedan muy bien de acompañamiento.
Afortunadamente, San Isidro es lo que es. "Como las fiestas de un pueblo a lo grande", he oído decir. Y me parece que es lo que tiene que ser, un recuerdo de las celebraciones patronales de los pueblos de los que la mayoría originamos, no un festival con performances contemporáneas. Para ello hay lugar, ¡por supuesto!, pero en otra ocasión. Lo bonito de San Isidro, aquel labrador que sembraba en las tierras que hoy son Carabanchel, es que se mantiene el espíritu de ese campesinado que hoy somos los urbanitas que no tenemos metro cerca de nuestras casas, vivimos entre antenas y no, no nos visita Gallardón. Y espero que no meta mano a las fiestas, porque seguro que las querría ordenar, hacer una plaza de cemento en vez del césped o un túnel por sus entrañas. Dejemos un resquicio a la espontáneidad. Un saludo.
ALMUDENA ha dicho que…
Muy interesante sin duda la reflexión que planteas, y con mucha razón. Un abrazo Almudena.
FRANESCO ha dicho que…
Estoy con Mmmmm -por cierto, fantástica imagen-: lo mejor de San Isidro es que es una fiesta de pueblo, a lo grande. Yo me lo paso pipa desde que fui por primera vez hace 12 años. Y además, no le digo a nadie que se venga, salvo a mi pareja. Quien quiera descubrirlo, que opte por venir libremente.
Kamel ha dicho que…
Me ha gustado el artículo, porque coincide con las dos opiniones que tengo sobre nuestras fiestas: por un parte, son "nuestras", de la gente, de los que nos sentimos madrileños/as por origen, por ascendencia, o porque sí. Yo descubrí las fiestas hace poco, y el ambiente no puedes contarlo, tienes que vivirlo. Pero también es verdad que me saben a poco. A muy poco. De San Fermín (y otras) me gusta que tienes más tiempo para disfrutarlas, al durar algunos días más. Puede que no sean tan "autóctonas", por toda la gente que va a hacer turismo festivalero, pero a cambio, te ofrecen la oportunidad de disfrutar unos días de tu ciudad. Y presumir de MadriZ!
ALMUDENA ha dicho que…
Gracias Franesco y Kamel por vuestros comentarios, un abrazo

Entradas populares de este blog

TOP TEN